Notas recientesSocial

Cuida el medio ambiente desde casa

Cuidar el medio ambiente también es parte de mantener equilibrada nuestra salud. En esta época de cuarentena, podemos crear hábitos o bien reforzar lo aprendido en buenas prácticas para ayudar a mejorar el medio ambiente.

¿Cómo lograrlo? Aquí en Guía Capital te compartimos algunas recomendaciones:

Separa los residuos de manera correcta

Antes de sacar los residuos que a diario quedan de lo que consumes, es bueno que pienses primero en que muchos de esos residuos pueden tener una segunda vida útil, es decir que se pueden reciclar.

Para ello debes tener a la mano bolsas o botes. En unos incluye los desperdicios y en otros lo que es reciclado. Te puede ayudar que los botes o bolsas sean de distintos colores para que sepas diferenciarlos.

Lo primero que debes saber para separar la basura es cómo clasificarla. Lo más importante es saber qué es basura y qué es reciclable.

Reciclable: plástico, papel, cartón, vidrio, metal, ropa y telas (siempre limpios).

Basura: principalmente los orgánicos (restos de comida, plantas), también el plástico, papel y cartón (con restos de comida), vidrios y trapos y telas sucios. En este grupo suelen encontrarse los restos húmedos o mojados.

Una vez clasificados, los residuos reciclables necesitan un tratamiento especial. Antes de tirarlos es importante que los laves y dejes secar. Esta es la parte que puede resultar más tediosa, pero cuando la hayas incorporado a tu rutina vas a notar lo simple que es.

Haz un buen uso del agua

Recuerda que el agua, así como es vital para la vida humana y del medio ambiente, también es un recurso finito, es decir que no nos va a durar toda la vida y por ello hay que encontrar maneras de ahorrarla.

¿Cómo hacerlo?, por ejemplo: acordarte de cerrar la llave mientras cepillas tus dientes o lavas tus manos con jabón, así ahorrarás hasta 12 litros de agua por minuto; minimiza el tiempo de ducha y cierra la llave mientras te enjabonas.

También ayuda cerrar bien las llaves para evitar goteos, que evitará el desperdicio de litros de agua, descargar la cisterna solo cuando es necesario y cerrar levemente la llave de paso del agua cuando no se está usando. Otra opción, es guardar el agua cuando lavas para usarla después para la taza del baño o para lavar tu patio.

Estas son pequeñas acciones que hacen una gran diferencia.

El cambio es posible y siguiendo estos pasos vas a ser parte de él. Porque si cada uno pone su granito, un medio ambiente más cuidado es posible.