El regreso de La Maldita Vecindad y Los Hijos del Quinto Patio en el Zócalo capitalino, impulsado por la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México, esta acompañado por la exposición Masivos en México Tenochtitlán.

El Jueves 7 de julio fue la inauguración con la presencia del vocalista y fundador de La Maldita, Roco Pachukote, Argel Gómez, director de Grandes Festivales de la Secretaría de Cultura capitalina, y la cantante y conferencista Tere Estrada, quienes hablaron de la historia de estos conciertos y la recuperación del espacio público para la cultura. 

Roco Pachukote hizo un recorrido por los principales conciertos que dieron pie a los masivos que hoy en día vivimos en la capital cultural del país.

Desde Avándaro, pasando por las concentraciones en Ciudad Universitaria con los conciertos del Consejo Estudiantil Universitario de 1986, los conciertos por la paz a favor de Chiapas en 1994  y el regreso de los eventos masivo de rock en el zócalo en 1999.

Ante un patio lleno de visitantes y artistas, Roco pugnó por considerar las calles como un espacio de cultura donde todos deben ofrecer lo mejor de sí mismos para embellecer la vida y la ciudad. «El rock mexicano comenzó a reconocerse a sí mismo cuando los grupos empezamos a cantarle a nuestra vida cotidiana con nuestra manera de hablar, con nuestras palabras; a darle valor y a valorar nuestros propios entornos”.

Tere Estrada, la rockera por excelencia, nos hablo de las cientos de mujeres que participaron en el movimiento del rock nacional y que han sido olvidadas y minimizadas. Recordó a Cecilia Toussaint quien fue una de las principales exponentes del rock, junto con Rita Guerrero.

También dio la noticia de que se está preparando una serie documental de las mujeres en el rock e invito a que adquieran su libro Sirenas al ataque una investigación con mas de 100 rockera que han aportado al avance del movimiento rockero en el país.

A través de 12 imágenes, Masivos en México-Tenochtitlan busca visibilizar la historia de los movimientos sociales urbanos y cómo estos orquestaron su resistencia en las expresiones musicales combativas mediante conciertos masivos que dieron voz a las juventudes de la Ciudad de México, y a las expresiones artísticas musicales aliadas a sus consignas.

La exposición permanecerá hasta el 15 de agosto de manera gratuita en el Museo de la Ciudad de México, ubicado en José María Pino Suárez 30, Centro Histórico.