Notas recientesTurismo

Ven a desayunar y siente como si estuvieras junto al fogón de la abuela.

La Colonia del Valle está sufriendo el mismo modelo de transformación que la Colonia Roma y la Colonia Condesa, ya sus calles se llenan también de restaurantes, cafés y bares hitos para pasar una rica tardeada o una divertida velada.

En medio de toda esta modernidad culinaria, existe un lugar qué encierra toda la tradición de la Colonia del Valle y también de la Ciudad de México: la Fonda Margarita que, desde mediados del siglo XX le ha puesto si sazón a la zona.

Cuando caminas entre las calles de ésta colonia, catalogada como una de las más opulentas y tradicionales en el sur de la ciudad, no te imaginas que aún haya un restaurante que invite a sus comensales a reunirse frente a un tablón colectivo de madera para degustar de una lista de guisados típicos para el desayuno y almuerzo de cualquier persona capitalina.

Desde las 5:30 de la mañana ya puedes pedir tus frijolitos especiales, tu chicharrón en salsa verde, bistec en guajillo y otras delicias que puedes acompañar con un sabroso jugo de naranja o un cafecito de la olla al estilo Margarita.

Desde muy tempranas horas elegantes trajeados, estudiantes uniformados y oficinistas, conviven con toda la gente que aún disfruta del sabor a barrio en medio de la modernidad de la zona. Si quieres experimentar esta vuelta la historia con el sabor capitalino tradicional debes llegar muy temprano porque los almuerzos terminan entre las 11 y las 12 del día. Después de darte el gusto, lo que sigue es darte una caminadita por el parque Tlacoquemecatl y reposar las Delicias de Margarita.

Para llegar a la Fonda Margarita puedes hacerlo en el metrobús de la línea de Insurgentes y bajarte Parque Hundido o llegar por el metro División del Norte para subir hasta el parque de Tlacoquemecatl. Esperamos que tu experiencia sea rica y deliciosa.