Más de 150 mil personas -cifras oficiales- vibraron e hicieron que el zócalo capitalino se cimbrara al compas de los éxitos de La Maldita Vecindad y Los Hijos del Quinto Patio quien se presentó en la capital del país para recordar que las calles son nuestras.

Con su clásico atuendo inspirado en la cultura chicana, Rolando Javier Ortega “Roco Pachukote” recibió a los asistentes con un saludo a los cuatro puntos cardinales para iniciar un carnaval musical que reivindicó la cultura mexica. 

El concierto, organizado por el gobierno capitalino a través de la Secretaría de Cultura local, hizo retumbar el corazón de la ciudad al sonido de “Kumbala”, “Solín”, “Don Palabras” “Los agachados” y “Pachuco”, así como al ritmo de “Un gran circo”, “Un poco de sangre”, “Morenaza” o “El cocodrilo”, entre otros que hicieron bailar al público en una fiesta musical. 

Rememorando los conciertos masivos de finales de los años 90, la Maldita se entregó por completo a las y los capitalinos que no sucumbieron al pronostico de fuertes lluvias, la cual se disipó, como si el ritual de inicio del concierto hubiera hecho eco y se permitiera disfrutar de más de 2 horas de música, baile y círculos de paz.

El concierto, que se disfrutó también a través de las redes sociales del Gobierno capitalino, Capital 21 y Canal 14, arrancó con «Solín», que encendió al público con un espectáculo de fuego e hizo bailar a público de todas las edades, quienes acudieron solos y acompañados, en pareja, familia y amigos. 

La agrupación también contó con la participación de la saxofonista oaxaqueña María Elena Ríos, además de rendir un homenaje a Eulalio Cervantes Galarza, mejor conocido como Sax.

Después de cinco años, la agrupación urbana regresó al Zócalo capitalino para hacer brincar a los asistentes al escuchar el primer acorde de «Gran circo» y «Un poco de sangre roja», canción en la que hizo un llamado al alto a la violencia bajo la consigna de «No más sangre».