El Congreso de la Ciudad de México aprobó este jueves una nueva Ley de Fomento Cultural de la Ciudad de México, producto de cinco iniciativas propuestas por la bancada de Morena.

El dictamen, aprobado previamente por la Comisión de Derechos Culturales, actualiza la legislación para adaptarse a los nuevos órganos de Gobierno de la Ciudad y para cumplir con las definiciones y alcances de la más reciente Convención de la UNESCO, particularmente en lo relativo al derecho humano a la cultura.

Entre las novedades que sustituyen a lo dispuesto en la antigua Ley de Fomento Cultural del Distrito Federal se encuentra una composición actualizada y el fortalecimiento del Sistema de Fomento Cultural de la Ciudad.

Asimismo, se plantea que los 12 representantes ciudadanos que integran el Consejo de Fomento y Desarrollo Cultural de la Ciudad de México, sean elegidos a través de una convocatoria pública y ya no por un proceso de auscultación convenido por funcionarios.

También, flexibiliza la posibilidad para que los ciudadanos puedan proponer declaratorias de patrimonio cultural material e inmaterial de la Ciudad, ahora abiertas a toda persona, colectivo o institución.

La nueva Ley de Fomento Cultural de la Ciudad de México fue avalada con 55 votos, por unanimidad.