La primavera para este año 2021 entró oficialmente a la Ciudad de México este sábado 20 de marzo, pero por segundo año consecutivo la ceremonia  para recargar energía se realizará con medidas de seguridad sanitaria.

La raíz etimológica de equinoccio proviene del latín aequinoctium que significa “noche igual”. Es un momento del año en el cual el sol está situado en el plano del ecuador celesteEsto provoca que el día y la noche tengan la misma duración, en ese momento se marca el inicio de una nueva estación del año.

Este suceso ha alimentado historias como la lucha eterna entre la luz y la oscuridad, como referencia al bien y el mal, así como el cambio de ciclos de la Tierra, que benefician el periodo de cosechas y de abundancias

El anuncio de la ceremonia del equinoccio de primavera en Cuicuilco marcará el inicio de diferentes actividades para conmemorar 700 años de México Tenochtitlan.

Los capitalinos solíamos acudir  en estas fechas a Cuicuilco, un lugar místico donde cientos de personas vestidas de blanco acudían a  hacer ceremonias con copal y recargarse de energía. Para este 2021

Este año por la pandemia, ese lugar ceremonial permaneció cerrado al público, pero el gobierno del Ciudad de México realizó la tradicional ceremonia de equinoccio.

Cuicuilco

Fue habitado durante el periodo en que los pueblos mesoamericanos se estaban transformando en grandes centros poblacionales, los cuales a su vez terminarían convirtiéndose en las grandes ciudades de la región siglos más tarde. En su punto más alto, el sitio pudo haber alcanzado una población de 20,000 personas, gracias a una prosperidad basada en la tierra fértil alrededor del lago del Valle de México. Se han excavado en la zona varias plataformas pequeñas, casas y plazas, lo cual estima haber cubierto alrededor de 400 hectáreas, demostrando así haber sido uno de los primeros grandes asentamientos de Mesoamérica.

La zona de Cuicuilco destaca en la actualidad por el gran basamento circular. Tal estructura fue construida alrededor del siglo 5 AC (confirmado por pruebas de radiocarbón), y mide aproximadamente 135 metros de diámetro de base y 23 metros de altura.

El volumen total de la pirámide es de 60,000 metros cúbicos. Tiene cuatro niveles con sus lados inclinados hacia adentro, cada uno más pequeño que el otro. Los cuatro niveles fueron cada una hecho con piedra volcánica y los bloques asegurados con mortero de arcillla. La construcción del basamento sucedió en dos fases distintas. Primero, fueron construidos dos niveles con un templo sobre el nivel superior; posiblemente para asegurar una plataforma seca y permanente sobre las llanuras húmedas debajo. En la segunda fase de construcción, la estructura fue alargada al agregar otros dos niveles superiores, igualmente con un templo en el nivel más alto.

Con su esplendor en el Preclásico Tardío alrededor del 500 A.C, destaca por su gran templo circular, una de las estructuras monumentales más antiguas de Mesoamérica que influyó en varias pirámides posteriores construidas por los Mayas y Mexicas, entre otras culturas.  Enterrado bajo varios metros de lava y abandonado, Cuicuilco sigue siendo uno de los centros urbanos más antiguos y enigmáticos.