fotos: Diario Esto

El Bandido y otros ocho profesionales de la lucha librecambiaron el ring por los vagones del Metro CDMX, donde se cercioraron de que sus millones de usuarios llevan cubre bocas para noqueara la pandemia del Covid-19.

Aunque ellos no necesitan uno, dado que sus tradicionales máscaras de luchador ya cubren su rostro, irrumpieron entre piruetas en la línea 2 del Metro  repartiendo mascarillas, desinfectando a la gente e incluso escarmentando, sin pasarse de fuerza, a los incumplidores que o no traían mascarilla o la traían mal puesta.

Venimos con cubrebocas, sanitizante y todas las medidas de seguridad que deben de haber en el metro para cuidarnos“, dijo el Bandido, vestido con un traje de lentejuelas doradas con su férreo abdomen a la vista.

Esta iniciativa forma parte de una campaña del Instituto de la Juventud de la Ciudad de México para promover el uso de mascarilla, que consiste en persuadir con humor a aquellos que todavía se resisten a llevar cubre bocas o que lo llevan mal puesto.

En días pasados, los profesionales de la lucha estuvieron en la concurrida Zona Rosa de la capital, en la Central de Abasto, considerado el mercado más grande de América Latina, y en el Mercado de Jamaica, también en la capital.

Estos héroes sin máscara estarán próximamente en La Viga, mercado que se abarrota cada Semana Santa de familias comprando pescado.