Una de las consecuencias de la pandemia ha sido que la reordenación de las colecciones del Prado, prevista a largo plazo, se haya acelerado.

Durante 2021 se llevará cabo la remodelación de las salas de pintura europea del siglo XVIII, recuperando la sala 23, y aplicando los nuevos criterios utilizados en las salas de Goya y pintura española en la que se incorporaron algunos ejemplos europeos; la pintura del siglo XIX presentará un discurso totalmente nuevo; y se abordarán las intervenciones previstas que no se pudieron completar el pasado año.

El director de la pinacoteca, Miguel Falomir, en conferencia de prensa señaló que el Prado tendrá una visión más plural del XIX español y se dará una mayor visibilidad a las mujeres, la pintura social y la de otras procedencias geográficas, como la filipina. “Habrá una mayor presencia de mujeres artistas, especialmente del siglo XIX, donde el número fue mayor; adquisiciones de obras de mujeres artistas, y una beca para estudios de género en la pintura”.

Dentro de los cambios, se crea una nueva sala dedicada a la Historia del Museo del Prado y sus edificios. Se trata de una instalación expositiva permanente, que se ubicará en las salas 100, 101 y 102 del edificio Villanueva para trasmitir al público los conceptos básicos sobre la construcción del edificio, su evolución y ampliación, así la evolución de la imagen y el funcionamiento de la institución mediante la exposición de distintos objetos (colecciones y bienes no artísticos ligados al Museo), organizados en varias secciones temáticas.

Hasta el momento, Madrid es la única gran capital europea y mundial que mantiene abiertas sus actividades culturales y esperamos que las exposiciones puedan ser trasmitidas en línea para todo el mundo y podamos admirar las colecciones que están preparando.