Si andas por el centro de la Ciudad de México, y ya estás cansado o cansada de caminar, te invitamos que vengas a descansar en este jardín y te deleites con la presencia del Che Guevara y de Fidel Castro. Ambos personajes reciben un pequeño homenaje en la colonia Tabacalera.

 Se trata de un típico jardín que se encuentra en la parte posterior del Museo Nacional de San Carlos, y aunque se ubica en una zona de alto ajetreo, te da la oportunidad de un descanso rico y muy reflexivo con la presencia de estos personajes.

Ernesto Che Guevara nació en Rosario Argentina el 14 de junio de 1928 y murió en Bolivia en la comunidad de La Higuera, el 9 de octubre de 1967. De hecho, la Ciudad de México instaló la placa conmemorativa en 1997, por el cumplimiento de su 30 aniversario luctuoso, (ahora ya son 55 años).

El Che Guevara fue uno de los ideólogos y comandantes de la Revolución Cubana, Él estuvo desde el alzamiento armado, en 1965, hasta la organización del Estado cubano. Incluso,  desempeño varios cargos en la administración sobre todo en el área económica.

Ernesto Guevara se encargó también de llevar focos guerrilleros a varios países de América Latina hasta que fue capturado, torturado y ejecutado por el ejército de Bolivia en colaboración con la CIA.

México guarda gran respeto y cariño por este ideólogo que alimentó a las diferentes juventudes en los años 60, 70 y 80,  por eso muchos y muchas disfrutan este paseo en el jardín Tabacalera dónde pueden sentarse en medio de los dos grandes ideólogos.

Si tú quieres venir a conocer a estos personajes, puedes llegar en metro, en la línea 2, y bajarte en la estación Revolución, allí tendrás no solo el jardín sino muchos otros sitios de interés cultural. Esperamos que lo disfrutes.