El Congreso de la Ciudad de México busca que la Unidad Independencia, ubicada en la Alcaldía Magdalena Contreras, sea declarada patrimonio cultural de la Ciudad de México, por ello es  necesario destacar la importancia artística de este centro habiacional.

Hasta el día de hoy, esta unidad es considerada como Monumento Artístico por el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) y ha sido considerada como un ejemplo de conservación para los espacios públicos y culturales.

La Unidad Independencia ocupa una superficie de 37 hectáreas de las que casi la mitad correspondían a la antigua Hacienda El Batán. Fue un magno proyecto para edificar vivienda para los trabajadores de las fábricas del sur de la Ciudad de México. Fue un proyecto innovador para los años 50, su intención era que los vecinos no tuvieran que salir de la unidad, así es que cuenta  con áreas verdes, centro cívico, teatro, supermercados, alberca, cines y hasta un zoológico (hoy en día se encuentra deshabilitado).

Cuenta con dos mil 235 viviendas y con una población cercana a 10 mil  habitantes. Dos tercios son áreas verdes; el 23% superficie construida y el resto calles y estacionamientos.

Fue diseñada por Alejandro Prieto Posadas (arquitecto famoso por dirigir el proyecto del Teatro de los Insurgentes y fundar la Federación de Colegios de Arquitectos de la República Mexicana).

Destaca particularmente su Plaza Cívica, en donde Alejandro Prieto logró evocar la traza de las ciudades prehispánicas y se incorporó obra escultórica y arquitectónica alusiva a la mexicanidad, producto de la inspiración de Luís Ortiz Monasterio y Federico Cantú Garza, complementadas por el acueducto del propio Alejandro Prieto.

Por su parte, las fachadas de los diversos edificios multifamiliares fueron dotadas con obra plástica de Francisco Eppens Helguera, que configuran simbolismos en homenaje a la cultura prehispánica lo que alcanza 80 diferentes diseños de murales de mosaicos.  Actualmente hay 80 diferentes diseños de murales de mosaicos.

Finalmente las plazas, jardines, andadores y juegos infantiles de la Unidad Independencia fueron diseñados por Pedro Miret, quien respetó los espacios arbolados y la abundante vegetación del lugar.

 

La edificación de la Unidad Independencia fue motivo de gran orgullo para el gobierno de Adolfo López Mateos, por lo que figuró en el itinerario de los mandatarios que visitaron México a principio de la década de 1960. Fue recorrida, entre otros, por Indira Gandhi, Jawaharlal Nehru Primer Ministro de la India, John F. Kennedy (el 30 de junio de 1962), Jorge Alessandri de Chile, Rómulo Betancourt de Venezuela, Juan Bosh de República Dominicana, el Mariscal Tito de Yugoslavia, Víctor Paz Estenssoro de Bolivia, la Reina Juliana de los Países Bajos, y el Príncipe Akihito de Japón (13 de mayo de 1964).