Sobre el kilómetro 40 de la ciclovía rumbo a Cuernavaca, se encuentran unas esculturas hechas de la piedra que hay en este suelo boscoso. Se trata de Zilacatzin sosteniendo con una mano  la cabeza de Pedro de Alvarado,  que está esculpiendo desde hace meses el escultor Pablo Sánchez, quien se hace llamar en facebook como “el exterminador de piedras”.

En entrevista con Guía Capital MX, el señor Pablo dice que tiene más de 20 años que empezó con este arte, pero que empezó con cuadros, esculturas en miniatura y hasta llegar a este tipo de obras. En este tiempo, en total, el  exterminador de Piedras, dice haber  hecho unas dos mil figuras, pero las que más resaltan son esta obras que realiza en parajes del sur de la Ciudad de México.

Su arte lo llama figurativo fantástico y señala que su intención es hacer esculturas que parezcan en tercera dimensión o vivas como él le llama y trata de poner mucha atención en los detalles de los rostros y los efectos en movimiento que saca de videos o fotos, o bien de ideas propias.

Pablo  comenta que  trabaja  colocando mármol, colando y sacando piedra brasa. Añade que trabaja para quien se lo pide haciendo cuadros, columnas, fuentes cornisas, arcos, adornos.

Sobre el tiempo que tarda en hacer cada escultura dice que no se puede precisar con exactitud, pues no toda la piedra es la misma, hay un manejable y otra sumamente delicada

Este es parte del arte de don Pablo Sánchez.

Dónde

Kilómetro 40 de la ciclovia que va  a Cuernavaca. Para visita previamente hay que ponerse de acuerdo con el Sr. Pablo Sánchez en su facebook, @exterminador de piedras.