El mariachi es uno de los géneros musicales que nos identifican como mexicanos ¿ quien no se ha emocionado al escuchar uno o ha querido llevar serenata con varios charros ataviados con sombreros su traje negro y sus instrumentos?

Inscrito en 2011 en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO, el mariachi es un elemento fundamental para cualquier celebración.

El vasto repertorio de los mariachis abarca canciones de las diferentes regiones de México, jarabes, minués, polkas, valonas, chotis, valses, serenatas, corridos (baladas típicamente mexicanas que relatan combates, hazañas e historias de amor) y canciones tradicionales de la vida rural.

Sin embargo, hoy la plaza Garibaldi, uno de los puntos más icónicos de la Ciudad de México, luce vacía y los mariachis han tenido que arreglárselas para poder comer, ya que por el COVID-19 no tienen trabajo. Han estado pidiendo apoyo con comida o han  dado serenatas virtuales con canciones con un costo de hasta 100 pesos.

Los mariachis forman parte del más del 60% de México que trabaja de manera informal, lo que significa que no tienen salario ni seguridad social. Los efectos de la crisis de COVID-19 han sido particularmente graves para este sector que depende de los pequeños salarios que ganan a diario. Para los mariachis esto no solo pone en riesgo su vida personal sino también su profesión. Muchos de estos músicos son de segunda o tercera generación, y los mariachis son un ícono cultural reconocido a nivel mundial que no se puede perder en estos tiempos difíciles.

Para apoyar a la familia del mariachi, se abrió un proyecto, mediante el cual puedes solicitar -por una pequeña donación-, una canción con dedicatoria individual como las mañanitas para el cumple de un ser querido con una pancarta de dedicación personalizada en la parte inferior y hasta una ¡EXPERIENCIA de REALIDAD VIRTUAL 360!!

Para apoyar  a los mariachis solo tienes que darle click aqui, ya sólo tienes hasta el 15 de julio para solicitar tu pieza musical

 

#salva al marachi