El Panteón San Fernando es  uno de los cementerios más antiguos de la Ciudad de México. Abierto en 1836 para los frailes del Colegio de Propagación de la Fe, en 1850, se transformó en un panteón público volviéndose uno de los más exclusivos de la ciudad. Su diseño, dividido entre una pequeña plaza cívica, un panteón grande y un panteón chico, cuenta con más de 70 tumbas y 700 nichos que ejemplifican el arte funerario del siglo XIX en el país, razón por la cual fue declarado Monumento Histórico por el Instituto Nacional de Antropología e Historia en 1936.

El 31 de mayo de 2006, la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México declaró este sitio como museo, una forma para entender la conformación del país a través de la historia de vida de sus moradores. El Museo Panteón guarda las tumbas de políticos, militares, gobernantes y grandes personalidades de la sociedad mexicana del siglo XIX como Vicente Guerrero, Ignacio Comonfort, José Joaquín Herrera, Martín Carrera, Benito Juárez, Santiago Xicoténcatl, Francisco, Zarco, Miguel Miramón y Tomás Mejía, entre otros.

El museo cuenta con un foro cultural en donde se realizan, entre otras cosas,  actividades como espectáculos de danza, teatro, presentaciones editoriales y musicales.
Visita el museo que cuenta  con todas las medidas sanitarias. Para conocer sus actividades y horarios:

Facebook