Si pudieras volar o, por lo menos, controlar un dron tendrías la oportunidad de ver desde las alturas el mosaico titulado “El espejo de la Estrella”, que fue hecho por el artista Diego Rivera en el año 1957, para Dolores Olmedo.

Aunque dicha obra de arte fue concebida para verse desde las alturas, también se puede disfrutar mientras caminas a su alrededor. Esta obra se encuentra dentro de El Batán parque ecológico.

Lo que ahora conocemos como El Batán, alguna vez fue una finca que perteneció a la coleccionista de arte Dolores Olmedo, quien decidió donarlo a lo que entonces era el Departamento del Distrito Federal para construir este gran parque ecológico qué ahora reúne a las familias y hace conscientes y las hace conscientes del cuidado que debemos tener hacia la tierra y la naturaleza.

Este parque se encuentra en la avenida San Jerónimo 477, Colonia Progreso Tizapán, al sur de la Ciudad de México. A simple vista, pareciera un jardín privado, tanto por su fachada completamente resguardada, como por su ubicación en una zona Residencial y el cuidado que se tiene sobre su interior.

Sin embargo, El Batán está abierto a todo el público y, además del maravilloso mosaico “El espejo de las estrellas”, ofrece 44.17 hectáreas de jardín en los que también se encuentran espacios dedicados a la práctica de diversos deportes, picnic, un pequeño zoológico y exposiciones de dinosaurios robotizados.

El Batán también ofrece la posibilidad de realizar fiestas infantiles en sus áreas permitidas e incluso, tiene un restaurante familiar donde los precios son accesibles. Si tú quieres realizar una fiesta tendrás que realizar el trámite de permiso en la administración del lugar.. El Batán Parque Ecológico se abre de lunes a domingo a partir de las 9:00 de la mañana, puedes llegar en metrobús hasta el Eje 10 sur  y ahí tomar un transporte público que te lleve hacia el periférico.